Empleado de FPLCerca de 73 mil usuarios quedaron sin electricidad tras el paso de la tormenta Isaac por el Sur de la Florida, según reportó Florida Power and Light (FPL).

Mientras Isaac atravesaba los Cayos de la Florida Keys se presentaron severos problemas  al terminar la tarde del lunes en los condado Broward, Miami-Dade y Palm Beach. Las estadísticas aumentaron la evidencia de que la secuela de Isaac trajo vientos y lluvia considerables: un fenómenos claro para todo el que estuviera fuera durante el mojado y tormentoso lunes en la Florida.

“Fue mucho peor hoy que ayer”, dijo Andrew Kraus, cuya vivienda de Hollywood fue una de las alrededor de 20 en su vecindario que se quedaron sin electricidad. Al aproximarse el anochecer, Kraus dijo que no había visto a ninguna cuadrilla de la compañía eléctrica.

Su mayor preocupación es su hija de tres años de edad, que no parecía aceptar la vida sin electricidad. “Todo lo que ella sabe es no hay Shaun the Sheep en la TV’’, dijo él. “Todavía no entiende que esta noche le va a tocar un baño frío”.

La persistente tormenta siguió derribando ramas sobre cables eléctricos durante el lunes, a la vez que complicaba los esfuerzos de reparación de la FPL. Las cuadillas que trabajan en camiones provistos de canastillas para reparar las líneas, tienen que bajar cuando las ráfagas exceden 35 mph, y las rachas finales de Isaac contenían vientos de esa fuerza el lunes.

En total, alrededor de 293,000 clientes de FPL se quedaron sin electricidad a causa de Isaac, pero a más de 215,000 se les restableció el servicio para el mediodía del lunes, según FPL. Las cifras fluctuaban con los informes actualizados, pero los apagones se estabilizaron a lo largo del día. Los informes de la mañana daban a unas 74,000 personas sin electricidad, y ese cifra alcanzó una máxima de 77,000 por la tarde, antes de bajar a 72,300 hacia las 5 p.m.

Cuando se trata de apagones, algunos clientes reciben un servicio más rápido que otros. Las viviendas y los negocios que comparten líneas con hospitales, es probable que recuperen primero la electricidad.

En la cima de la lista están las plantas de energía y las subestaciones. También están las estaciones de policía y de bomberos, las tiendas de abastecimientos, gasolineras y bancos con ATM. A partir de ahí, FPL busca las áreas con más clientes sin electricidad, dijo Richard Gibbs, portavoz de FPL.

En los Cayos de la Florida, cuyo servicio depende de la Florida Keys Electric Cooperative y Keys Energy Services, cerca de 7,800 clientes se quedaron sin electricidad a causa de Isaac, pero a casi todos se les había restablecido el servicio el lunes en la tarde.

Paso de Isaac deja anegadas las calles del Sur de la FloridaLos apagones se producen cuando FPL está procurando que los reguladores estatales le concedan un aumento de las tarifas. La compañía de servicio público, que cotiza en la bolsa, se precia de su capacidad de ofrecer un servicio eléctrico confiable a la vez que gasta menos que sus competidores en mantenimiento y operaciones. Lewis Hay, director ejecutivo de la empresa matriz de FPL, Nextera Energy, escribió en el informe anual más reciente de la compañía, que FPL “tuvo un año muy bueno al mantener los costros de operaciones y mantenimiento (O&M) bajos, y la confiabilidad alta”.

Dijo que FPL, que obtuvo $1,000 millones en ganancias el año pasado, gastó 1.64 centavos en operaciones y mantenimiento por cada quilovatio hora vendido, frente al promedio de la industria, que es de 2.28 centavos.

También escribió que las operaciones de FPL permitieron que la compañía cobrara a sus clientes “la cuenta por electricidad más baja de la Florida”. Una revisión en el 2010 de las cinco mayores compañías de servicios públicos con fines de lucro, demostró que los clientes de FPL esperaban, en promedio, 77 minutos por el restablecimiento de su energía eléctrica, que fue la marca más rápida de los cinco proveedores.

El lunes, Gibbs, el portavoz de FPL, dijo que las inversiones en tecnología le permiten a FPL reducir los costos sin afectar el servicio. “Somos más eficientes”, dijo,

Pero Isaac presentó un nuevo reto a las operaciones de FPL. Sólo con que una tormenta tropical haya pasado cerca, miles de clientes de FPL han sufrido la frustración de quedarse sin energía eléctrica, o sin ninguna información acerca de cuándo la van a recuperar.

“Esto es ridículo. Fue una tormenta de nada”, dijo James Clavijo, ejecutivo financiero de Miami Beach. José Castillo, residente en La Pequeña Habana, dijo que su complejo de apartamentos se quedó sin electricidad el domingo, y que no había sido restablecida el lunes por la noche.

“Mi esposa llamó a FPL (y) le dijeron que había sido reportado. Hasta ahora, hemos estado 12 horas sin electricidad”, escribió. “No hay luces de emergencia, Y esto es casi un pueblo fantasma”.

Gibbs, el portavoz de FPL, dijo que más de 4,000 trabajadores de la compañía han respondido al paso de Isaac en el sur de la Florida. Dijo que la empresa no podía decir cuándo se restablecería el servicio a la mayoría de los clientes que se quedaron sin electricidad. También instó a los clientes a no dar por supuesto que los han ignorado.

“Un montónde gente se confunde al no ver un camión en su vecindario”, dijo. “Puedo decir que hay una tonelada de gente trabajando destrás del telón para restablecer la electricidad”. (El Nuevo Herald)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*