La Florida vio la caída más pronunciada de su tasa de desempleo desde principios de la década de 1990, de 9.4 por ciento en febrero a 9 por ciento en marzo. El estado ganó casi 11,000 puestos de trabajo en marzo, alrededor de la mitad de lo conseguido en febrero.

A pesar de la mejoría en las cifras, el sur de la Florida continúa siendo un lugar difícil para los que buscan trabajo. Unas 190,000 personas aparecen listadas como desempleadas en ambos condados. El viernes, una instalación farmacéutica en Miami, PL Developments, dio a conocer despidos en masa: 82 empleados perderán su trabajo en junio, según documentos estatales.

En Juvia, el nuevo y celebrado restaurante de azotea de South Beach, el aperitivo de cangrejo cocido en mantequilla se vende por casi $40. El menú incluye salsa de anguila al chocolate y sopa de manzana. Pero, a pesar de los platos exóticos y las reseñas extasiadas, el chef Sunny Oh todavía suspira en vano cada día por al menos un ingrediente crucial: una nómina llena.

“Ha sido difícil encontrar gente de calidad”, dijo Oh, veterano del mundo de los restaurantes de South Beach tras una década en el Nobu Miami del Shore Club. “Los buenos restaurantes en Miami siempre buscan gente. Siempre, incluso en una recesión”.

El viernes trajo consigo un informe de empleos bastante positivo para el sur de la Florida, con un descenso en la tasa de desempleo y una expansión de las nóminas en muchos sectores durante marzo. Pero incluso con el crecimiento de las cifras, casi ninguna industria importante puede jactarse de una racha de contratación como la que está teniendo lugar en los restaurantes de Miami-Dade: 28 meses consecutivos de crecimiento de empleos.

La industria vio por última vez pérdidas de empleos en noviembre del 2009, durante las profundidades de la crisis financiera mundial. Desde entonces, se han añadido unos 10,000 empleos en restaurantes, colocando a la industria en un ritmo más rápido de recuperación que el mercado laboral como un todo. Las cifras más recientes tienen a los empleos en restaurantes creciendo a un 6 por ciento, mientras las nóminas generales en Miami-Dade crecieron sólo un 2 por ciento.

El buen desempeño de los restaurantes no es el tipo de noticias agradables que los economistas quieren ofrecer en una recuperación saludable. A pesar de mejorar los niveles de desempleo y las tasas de contratación, los analistas ven el crecimiento en los empleos de servicios de bajos salarios enmascarando los problemas en sectores mejor pagados, como la construcción, las manufacturas y las profesiones de cuello blanco, como los bancos, la contabilidad y las leyes.

“Estoy definitivamente preocupado”, dijo Chris Lafakis, un economista de Moody, quien dio una “tibia aprobación” al más reciente informe de desempleo del Sur de la Florida. “Los números en los titulares lucen bien, pero es desalentador no ver crecimiento alguno en las industrias de producción de bienes”.

Broward realmente vio a su industria manufacturera comenzar a crear empleos en el 2012, con casi 3,000 nuevas posiciones de manufacturas agregadas en marzo con respecto al año anterior. El período de cuatro meses de ganancias en los empleos es el mejor para las manufacturas en Broward desde comienzos de la década de 1990.Baja la tasa de desempleo en Florida

Pero la construcción – una parte mucho mayor de la economía del Sur de la Florida – continúa su caída en ambos condados. Broward vio una pérdida de 2,800 empleos y Miami-Dade de 2,000. Las cifras de marzo significan que la industria de la construcción en el Sur de la Florida ha estado perdiendo empleos durante cuatro años y siete meses. El empleo está a casi la mitad de lo que estaba durante el auge de la vivienda, totalizando una pérdida de unos 62,000 empleos en la construcción.

Las ganancias en hospitalidad, cuidado de la salud y ventas al por menor continuaron guiando en marzo la recuperación en las contrataciones. Comparado con hace un año, los empleadores en Broward agregaron 5,500 posiciones. En Miami-Dade, hubo 23,400 nuevos empleos.

En Broward, la tasa de desempleo bruto bajó de un 7.9 a un 7.5 por ciento, la menor desde diciembre del 2008. La tasa de Miami-Dade ajustada por temporada mostró el desempleo en un 10 por ciento en marzo, menor que el 10.3 por ciento de febrero. (The Miami Herald)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*