Bob AbreuEl inicio de la temporada se acerca y pronto los Filis de Filadelfia tendrán que tomar una decisión con el veterano jardinero venezolano Bobby Abreu, quien busca una de las pocas plazas disponibles en el plantel de 25 jugadores.

Abreu, de 40 años, firmó un contrato de ligas menores con invitación a los entrenamientos primaverales que establece que Filadelfia debe informarle para el 26 de marzo si estará en el roster regular para el día inaugural. Si es retenido, Abreu ganará un salario básico de $800 mil dólares, con algunos incentivos, incluyendo $50 mil si obtiene el premio Regreso del Año de la Liga Nacional.

Abreu batea .292 en 17 años en las ligas mayores, incluyendo nueve con Filadelfia, pero no ha tomado un turno a este nivel desde octubre del 2012. Su desempeño en la primavera muestra que aún tiene gasolina en el tanque.

“Hasta el momento no sé nada, sigo haciendo lo mismo, agarrando buenos turnos y jugando buena defensa. La decisión se escapa de mis manos, esperemos que todo salga bien”, dijo Abreu, quien batea .281 (32-9) con tres dobles y cinco anotadas en 13 juegos de exhibición.

“Voy al plato a agarrar buenos turnos, nunca ha sido mi juego tirarle a todo lo que venga. Han salido pocos hits, pero se han tomado muy buenos turnos”, dijo Abreu, quien ha recibido nueve bases por bolas y posee un porcentaje de embasarse de .452, el segundo mejor del club entre los que han agotado al menos 20 turnos al bate.

“Ellos tomaràn su decisión en la fecha que quieran tomarla, yo sigo enfocado en mi trabajo”, agregó.

Salvo un acontecimiento extraordinario, los tres jardineros regulares de Filadelfia están decididos con Domonic Brown (LF), Ben Revere (CF) y Marlon Byrd (RF). Darin Ruf y John Mayberry son las principales opciones para un sustituto bateador derecho, mientras que Abreu y Tony Gwynn Jr. son bateadores zurdos. Gwynn, quien batea .346 (26-9) y lidera el club llegando a las bases (.500), aventaja a Abreu en el hecho de que puede jugar en el jardin central.

El jueves, Ruf sufrió una lesión en el oblicuo izquierdo y será sometido a pruebas adicionales el viernes para determinar si necesitará tiempo en la lista de lesionados.Si la lesión es importante, las oportunidades de Abreu se agrandarán notablemente.

“Si Bobby puede jugar una defensa decente, tendrá muchas oportunidades de hacer el equipo”, dijo Larry Bowa, el coach de banca del manager Ryne Sandberg.

“Bobby sabe tomar turnos de calidad, pone a trabajar a los lanzadores y eso es bueno”, apuntó Sandberg, quien se prepara para su primera temporada completa al frente del conjunto.

Abreu, un ex ganador del Guante de Oro, no tiene la menor duda de que aún puede jugar una defensa aceptable para integrar un equipo de la Liga Nacional.

Tampoco duda que estará con los Filis cuando jueguen su primer partido de la temporada el lunes 31 de marzo en Texas.

“Estoy bien, estoy como estaba en Venezuela. Fìsicamente estoy bien, no tengo excusas”, dijo Abreu, quien bateó .322 en en 50 juegos con los Leones de Caracas en la pasada temporada del béisbol invernal de Venezuela.

En la semifinal venezolana, Abreu hizo el papel de Miguel Cabrera, su compatriota de los Tigres de Detroit, bateando .441 con ocho jonrones y 26 impulsadas en 16 juegos.

Pero en la decisión de Filadelfia poco tendrá que ver el historial de Abreu en Grandes Ligas o lo que hizo en el invierno. Todo se reducirá a las prioridades de Sandberg.

“Vamos a esperar lo que suceda aquí y luego veremos”, dijo Abreu sobre el futuro inmediato. “Claro, siempre hay que pensar de forma positiva y de que conseguirás lo que quieres”, agregó. (ESPN)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*