El gobierno de las Bahamas espera que el turismo de deportes deje este año a la economía nacional unos 12,3 millones de dólares, una cifra que debe escalar a 100 millones en 2014, de acuerdo con proyecciones que toman en cuenta la reciente adición de nuevas instalaciones e infraestructura.

Al intervenir en la tercera Sports Tourism Interface anual, el director general del Ministerio de Turismo, David Johnson, afirmó que “tres años atrás teníamos una sola columna en turismo deportivo, llamada gastos. No era negocio. La situación cambió y en 2011 tuvimos 10 millones en beneficios. Para 2014, ese segmento debe representar el 5% del total del turismo de estancia”.

La Conferencia, en el Wyndham Nassau Resort & Crystal Palace Casino, atrajo a decenas de representantes de empresas y disciplinas atléticas del mercado local e internacional. Entre las fortalezas de Bahamas en este segmento fueron mencionados el clima ideal, la proximidad a un gran mercado como Norteamérica y una sólida tradición deportiva.

Vicent Vanderpool-Wallace, ministro de Turismo y Aviación, recordó que el calendario de Bahamas recoge numerosos eventos de categoría, y destacó la adición del nuevo Estadio Nacional Thomas Robinson, de 15 mil asientos, que se une a un amplio grupo de instalaciones menores a lo largo del país, hoy “subutilizadas”.

Al comentar la factibilidad de la cifra de 100 millones en ingresos para 2014, recordó a The Guardian Nassau que “fuimos de cero a 10 millones en un par de años”.

Aunque eventos como Battle 4 Atlantis, Bahamas Speed Week, Atlantis Crown Invitational y Marathon Bahamas atraen la mayor parte de la atención, Vanderpool-Wallace opinó que el verdadero éxito del turismo deportivo está en la utilización plena de las piscinas, campos e instalaciones que se encuentran en las islas.

En particular, destacó, el foco debería estar en la práctica amateur de deportes, “que atrae a un alto número de familias, amigos y aficionados”.

“Tenemos una amplia infraestructura. Tenemos las habitaciones de hotel suficientes y el espacio. Hay más potencial para wind surfing, buceo, botes, campo y pista, natación… La lista es larga. Si se mira a la lista de propiedades o instalaciones y la tasa de uso, es tan lenta y hay tantas oportunidades”, señaló.

El turismo deportivo, además, ha servido como una muy necesitada inyección al sector turístico en tiempos de tradicional baja en los arribos, indicó el funcionario. En ese sentido, recordó que en noviembre de 2011, el evento battle 4 Atlantis, el torneo de basquetbol de colegios de la NCAA, incrementó en 40% la tasa de ocupación del conocido resort -ubicado en Paradise Island y clave para la economía local-, desde poco más de 50% a mas de 90%.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*