“El futuro de muchas ciudades depende de nuestras elecciones sobre las emisiones de CO2 pero parece que ya es demasiado tarde para algunas de ellas, según nuestro análisis”, dice Ben Strauss, autor principal del estudio aparecido este lunes en la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

“Es difícil imaginar cómo podríamos defender a Miami en el largo plazo”, señala Strauss. La baja altura de Miami y el que la ciudad está sobre un terreno de piedra caliza porosa hacen difícil que sea suficiente con la construcción de malecones o diques.

El estado de Florida tiene el mayor número de grandes ciudades en riesgo de quedar bajo el nivel del mar y alberga un 40% del total de la población que en Estados Unidos se verá afectada.

Después de Florida, los siguientes tres estados que sufrirán los mayores problemas serán California, Luisiana y Nueva York.

Leer completo en La Patilla

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*