Gasolina en LA

Cuando los angelinos pensaban que el precio de la gasolina ya no aumentaría en lo que restaba del año, en menos de una semana, han comprobado que estaban equivocados.

“Este precio es ridículo”, dijo Ken Hunter, mientras se encontraba en una gasolinera Arco en Burbank, cuyo precio de la gasolina regular era de 4.49. “Normalmente gasto unos 60 dólares en llenar el tanque pero ahora está llegando a 100. Estoy pensando comprarme un híbrido”, dice en medio de su frustración al tiempo que ve correr los número que marcan los dólares y centavos en la bomba de gasolina.

 El aumento en los últimos días ha llenado de frustración a los habitantes del área de Los Ángeles, quienes tienen que enfrentar cifras mayores a los 4 dólares por galón. Algunas estaciones de gasolina ofrecen precios más altos, incluso 5.79 como se ha apreciado en la ciudad de Calabasas.

“Es una locura lo que está sucediendo. Esta fluctuación no nos ayuda en nada”, djo Willie Rossal, de Highland Park, quien ahora se arrepiente de las modificaciones que le hizo al motor y al tubo de escape de su auto y que ahora ocasionan que gaste más en gasolina.

El aumento le está pegando a todos, aunque lo sufren más las personas que dependen de sus vehículos para trabajar. “Tenemos que trabajar y sacrificarnos un poco, pero con estos precios se nos va lo poco que uno gana”, dijo Carlos Valiente, quien tiene un camión donde vende helados y golosinas, Valiente Ice Cream. “El lunes eché gasolina a 3.35 y hoy estoy pagando 4.65”, dijo molesto.

Otro que estaba enojado era Alejandro López, de Highland Park, quien trabaja en jardinería. “La última vez que me salió un trabajo, solo me quedaron diez dólares de ganancia”.

En comparación con los precios con otras ciudades en el resto del país, el promedio del precio de la gasolina en Los Ángeles es de 4.63. Sin embargo, puede oscilar 10 o 15 centavos por encima o debajo de ese promedio.

Pero, la variación en los precios no se observa de una ciudad a otra, o de un código postal a otro, sino que se han visto diferencias exorbitantes entre dos estaciones de gasolina que se encuentran una frente a la otra.

Un ejemplo de ello es el de dos gasolineras ubicadas en la esquina de North Hollywood Way y Burbank Boulevard, en Burbank, las cuales tenían, el día de ayer, una diferencia de casi un dólar en el precio de la gasolina regular. Mientras que la compañía 76 ofrecía la gasolina regular a 4.73, la estación ubicada al frente, la HBW Car Wash, ofrecía la gasolina 76 centavos más cara, es decir, a 5.49.

Algunas estaciones de gasolina pertenecientes a empresas tales como Costco o Sam’s Club ofrecen a sus miembros un precio un poco más bajo que en la mayoría de las estaciones de servicio. Sin embargo, estos aún se encuentran dentro del promedio del incremento del combustible.

En situaciones como estas las personas buscan soluciones prácticas. Uno de los trabajadores de la HBW Wash, quien no quiso dar su nombre por temor a que su “patrón lo despidiera”, señaló que estaba pensando viajar en autobús para no tener que gastar dinero en llenar el tanque de su camioneta. “También he pensado comprarme una Vespa, porque con sólo tres dólares lleno el tanque y puedo viajar”, añadió.

Entre los indignados, hay quienes ven a los políticos como responsables del aumento. “Uno tiene que andar buscando donde echar gasolina mas barata, dijo Alfonzo Sánchez, de Cypress Park, quien se acercó hasta Highland Park en busca de una gasolinera que ofreciera combustible barato. “En mi opinión, esto pasó después de que los dos candidatos platicaron el miércoles. No hay que dejar que platiquen de nuevo”, dijo sonriente. (La Opinion)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*