Mostrando un recién descubierto compromiso con la educación, el gobernador Rick Scott no sólo firmó un presupuesto que restablece en parte fondos eliminados del presupuesto el año pasado, sino que aprobó un aumento del 5 por ciento de la matricula universitaria tras meses de advertir que él no aceptaría ningún aumento en el costo de la vida de los floridanos.

El presupuesto de $70,000 millones, aprobado en la escuela primaria Cunningham Creek, una escuela de calificación A del condado St. Johns, redujo además drásticamente el número de proyectos vetados este año. El gobernador eliminó $142.7 millones del plan de gastos para el 2012-13 de la Legislatura, cuatro veces menos que los $615 millones en vetos del año pasado.

Gov. Rick ScottEntre los vetos de este año están $500,000 para la Escuela Vocacional de la Fundación Dan Marino para niños discapacitados, $1.5 millones para el Consejo de la Florida Contra la Violencia Sexual, y $100,000 para el Centro de Autismo de Miami. Scott vetó también $250,000 para brindar servicios de seguridad al debate presidencial del 22 de octubre fijado para la Universidad Lynn en Boca Raton y $500,000 para el Acuario de la Florida.

Scott vetó $200,000 para mejoras en el sistema de aguas pluviales de Hillsborough Avenue y 30 Street en Tampa y $100,000 para un parque de hábitat natural en el recinto seminol de St. Petersburg College.

No vetó $5 millones en el presupuesto para un centro de remo “de clase mundial” en Sarasota.

El gobernador aprobó además $33 millones para la potencial Universidad Politécnica de la Florida en Lakeland, pero Scott no dijo si firmaría o vetaría un proyecto de ley separado que crearía realmente la universidad. Scott dijo a la prensa que él tomaría su decisión sobre el mismo el viernes.

“Como gobernador, tengo que tomar todos los días decisiones que impactan las vidas de todos y cada uno de los floridanos”, dijo Scott en su carta de veto. “Cuando tomo estas decisiones, siempre tengo en cuenta la familia de cuatro que gana $40,000 al año y pasa trabajo para sobrevivir. ¿Cómo impactaría esto sus vidas? Estos son fondos suyos que estamos gastando, después de todo. Cuando revisé el presupuesto línea por línea, me pregunté: ‘¿Es este el verdadero papel del gobierno estatal? ¿Deberíamos gastar fondos de los contribuyentes con este propósito? Y, si lo hacemos, ¿cuál sería el rendimiento de esta inversión?’”

Scott también propuso un trato para mantener los aumentos de los precios de las matrículas de las universidades estatales en cinco por ciento. Aunque no vetó un aumento en el costo de las matrículas de hasta 5 por ciento, dijo que cabildearía con la Junta de gobernadores de la Florida para mantener cualquier incremento del costo de la matrícula en 5 por ciento.

Scott dijo que se ha pasado meses visitando a estudiantes, maestros y propietarios de empresas en todo el estado, y que estaba claro que “la educación, los empleos y el alivio de la carga de regulaciones eran prioridades máximas para los floridanos”.

El presupuesto da $1,000 millones más a la educación que el año pasado, cuando se cortaron $1,300 millones de la educación de kindergarten a 12o. grado después de la pérdida de $1,000 millones en dinero de estímulo federal. El gobernador promocionó el aumento de $405 millones para el total de fondos por estudiante, los $47 millones extra para programas mejorados de lectura, y $663 millones para cubrir baches en los fondos debidos al influjo de 31,000 nuevos estudiantes esperados el año que viene y de impuestos más bajos a las propiedades. El presupuesto también incluye fondos que permitirán que los distritos recompensen a los mejores maestros.

Pero el aumento de $150 por alumno significa que el gasto promedio de estado en los estudiantes es de $6,357 para el período 2012-13, más bajo de lo que había sido durante muchos años, cuando los fondos para los estudiantes llegaron a una altura récord en el 2008 de $7,143. Ofrece el nivel más bajo de fondos por alumno para los estudiantes de las escuelas públicas de la Florida desde el año pasado, y el segundo más bajo desde 2005-06.

El presidente entrante de la Cámara, Will Weatherford, elogió al gobernador por su cuidadoso acercamiento al presupuesto de este año.

“En comparación con el año pasado, los miembros y nuestro personal recibieron un montón de oportunidades para defender por qué se otorgaban fondos a algo”, dijo. “El gobernador ha sido muy cuidadoso y metódico en esto. Siempre va a haber ganadores y perdedores. Este proceso que ellos han emprendido ha sido un proceso muy justo”.

Andy Ford, presidente de la Asociación de Educación de la Florida, el sindicato de los maestros del estado, criticó el presupuesto como “un fracaso total”, y fustigó al gobernador por afirmar que el presupuesto ayuda a la educación. (Herald Times)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*