El comité judicial de la cámara baja aprobó   un proyecto de ley que autoriza al Departamento de Seguridad Nacional la detención indefinida de inmigrantes que enfrentan órdenes de deportación.

El proyecto de ley, titulado en inglés “Mantengamos nuestras comunidades seguras 2011”, permite la detención indefinida de los inmigrantes después de 90 días si su deportación ocurrirá en el futuro cercano, si la persona no coopera para confirmar su verdadera identificación, si padece una enfermedad contagiosa o si su liberación puede afectar a la política exterior o a la seguridad nacional estadounidense.
La nueva medida no solamente afecta a los inmigrantes que permanecen en el país sin autorización sino también a refugiados, personas que buscan asilo y a los residentes extranjeros que han cometido un delito y son deportables según las leyes migratorias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*