Alcalde Hialeah Carlos HernandezA sólo cuatro meses de haber ganado los comicios en Hialeah, el alcalde Carlos Hernández dijo que aspirará a la reelección en el 2017 para garantizar el desarrollo de millonarios proyectos residenciales e industriales en el oeste y el sureste de la ciudad.

“Seré candidato para el 2017”, dijo Hernández a El Nuevo Herald. “Simplemente hay proyectos grandes buenísimos, que creo serán muy beneficiosos para esta ciudad […] y si no se han culminado antes de que termine mi período, postularé a la reelección”.

El súbito anuncio surge a pesar de que hace unos meses distintas figuras de la política de Hialeah auguraban que la presidenta del Concejo, Isis García-Martínez, sería desde ya la candidata del oficialismo para suceder a Hernández en la alcaldía en cuatro años más.

El lunes, García-Martínez respetó la declaración de Hernández, a quien calificó como un líder exitoso con quien comparte una misma visión de desarrollo para Hialeah.

 “No tengo ningún inconveniente en respetar la decisión de Carlos, el pueblo lo apoya inmensamente”, dijo García-Martínez. “El está haciendo una buena labor, así que esperaré y, si el pueblo lo decide, más adelante me tocará a mí llegar a la alcaldía”.

Hernández, quien hace 10 días cumplió 53 años, asumió la alcaldía de Hialeah en mayo del 2011 en reemplazo de Julio Robaina, el cual renunció a su cargo para postular sin éxito a la alcaldía condal. Cinco meses después, Hernández fue electo para culminar los dos años que le faltaban a Robaina.

En aquel plebiscito Hernández derrotó por mayoría al ex alcalde Raúl Martínez.

En una nueva elección municipal de noviembre pasado, Hernández volvió a ganar por amplia ventaja a su más cercano contendor, el ex alcalde Julio Martínez. Sin embargo, esta última elección es la que cuenta como el primer término de Hernández y no aquel en el que completó el período de Robaina, según las normas electorales de esa ciudad.

Los alcaldes de Hialeah pueden aspirar a la reelección y gobernar por dos períodos consecutivos de cuatro años.

En recientes meses Hernández había comentado en diferentes oportunidades que como funcionario público su meta era cumplir con una labor meritoria y luego retirarse de la política municipal, lo cual le dejaba el camino abierto a García-Martínez.

Pero de acuerdo con el propio alcalde, su deseo de promover proyectos inmobiliarios en Hialeah lo ha hecho cambiar de posición por lo que aspirará a la reelección en el 2017.

Sólo en los últimos meses, la Ciudad de Hialeah ha recibido varias solicitudes para desarrollar proyectos inmobiliarios que, al menos en las zonas consolidadas, han generado protestas entre los vecinos.

El enfoque de renovación urbana que intenta fomentar Hernández ha merecido que incluso el Concejo haya aprobado enmiendas especiales para flexibilizar las normas municipales y permitir la llegada de millonarios proyectos.

Entre esos se encuentra el de Shoma Village, un complejo de tres edificios con 350 apartamentos y 70,000 pies de infraestructura comercial que la urbanizadora Shoma Homes planea construir en el sureste de la ciudad. Con una inversión de unos $50 millones, el complejo similar a los desarrollados en Midtown Miami y Miami Beach, contemplaba la habilitación de unos 800 estacionamientos, cuando las leyes previas a la aprobación de la enmienda exigían 1,100.

Otro proyecto es el de José Orcasita, un médico de Miami Lakes que planea construir un edificio de 10 pisos con 80 apartamentos para personas mayores de 55 años en el oeste de la ciudad. Los vecinos del área han expresado su rechazo.

Hace una semana, el Concejo aprobó en primera lectura el desarrollo de un proyecto industrial de más de 500 acres ubicados en la zona anexada cerca de la carretera I-75, a cargo de la corporación Florida East Coast Industries, con sede en Coral Gables.

 El vicepresidente de esa corporación, José González, agradeció en la sesión municipal el visto bueno dado por las autoridades.

En cuatro meses más está programada la inauguración de Palm West Apartments, un complejo de 108 apartamentos de renta que desarrolla un grupo empresarial liderado por Alex Ruiz, el cual fue un notable donante de la campaña de Hernández con $31,500. El complejo es construido en medio de una zona industrial, donde el Concejo debió aprobar un cambio de uso de la tierra.

Ante críticas de un supuesto favoritismo con donantes de su campaña, Hernández dijo que el Concejo basaba sus decisiones estrictamente en la calidad del proyecto.

Hernández enfatizó que su administración aguarda una importante ola de inversiones privadas que, según enfatizó, reconfigurarán el rostro urbano de Hialeah.

“Hay muchas cosas grandes que estamos haciendo en este momento”, dijo Hernández. “Realmente estoy motivado a lograr que todos estos proyectos se hagan realidad”.

(El Nuevo Herald)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*