Activistas Downtown Los Angeles Los activistas que abogan por los inmigrantes celebraron que el presidente Barack Obama haya suspendido las deportaciones de personas que carecen de permiso de residencia y fueron traídas a Estados Unidos cuando eran niños, pero ahora temen que los jóvenes esperanzados por un nuevo futuro puedan ser blanco de defraudadores.

En vista de que aún no se ha creado el proceso para presentar una solicitud, el momento más peligroso para ser sujeto de un fraude es ahora, dijo Jorge Barón, de la organización activista Northwest Immigrant Rights Project, con sede en Seattle. Los activistas y abogados de inmigración desean advertir a los jóvenes que aún faltan por lo menos seis semanas para que arranque el sistema.

Barón dijo que le preocupan aquellas personas que pedirán comisiones a cambio de presentar solicitudes a nombre de otros, a pesar de que las autoridades aún no definen cuál será el proceso para hacerlo.

Otra luz roja, agregó, serían las personas que intenten convencer a los inmigrantes que no cumplen con los requisitos para obtener la residencia de que deberían solicitarla… y aprovechen para cobrarles por ello. (AP)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*