Mucho se habla de que los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses  de segunda categoría y el hecho de tener que viajar a Miami para obtener un pasaporte con carácter de urgencia es uno de los ejemplos que se utiliza para sustentar este discurso.

Sin embargo, a partir del próximo año los puertorriqueños que necesiten viajar antes de  catorce días y no tengan pasaporte o necesiten renovarlo podrán hacerlo en Puerto Rico,  gracias a la apertura -durante el primer semestre del 2013- de una oficina federal de pasaportes en San Juan.

El anuncio, que se hizo inicialmente en febrero, se encamina con la visita durante este fin de semana de la directora de operaciones de la Oficina de Servicios de Pasaportes del Departamento de Estado Federal, Florence G. Fultz, quien ofreció ayer detalles acerca de cómo funcionará  la nueva oficina que se establecerá en el Centro Gubernamental Minillas.

Pasaporte americanoEsta oficina estará adscrita a la oficina de Miami, que dirige Ryan M. Dooley, quien también se encuentra en la Isla.

Fultz está en el país en el marco de la Conferencia de la Asociación Nacional de Secretarios de Estado, que se llevó a cabo el pasado domingo y en la que habló acerca de la importancia en asuntos de seguridad de que exista una uniformidad y el más alto nivel de verificación de datos en cuanto a documentos como pasaportes, licencias de conducir y certificados de nacimiento. Igualmente, sostuvo una reunión con el gobernador Luis Fortuño en Fortaleza.

“El secretario de Estado Kenneth McClintock hizo la petición a la secretaria de Estado de los EE.UU., Hillary Clinton, y luego de analizar los datos en cuanto a la distancia y el número de pasaportes que se solicitan anualmente en Puerto Rico decidimos establecer la oficina”, explicó Fultz con relación a la dependencia que atenderá también a los ciudadanos estadounidenses de las Islas Vírgenes.

El acuerdo consiste en que el Gobierno de Puerto Rico proveerá las instalaciones, mientras que el Departamento de Estado Federal asumirá el costo de remodelación del espacio, mantenimiento y funcionamiento en general. Al momento se desconoce el monto exacto de la inversión ya que aún se encuentran en la etapa de reclutamiento de los empleados.

Antecedentes

Cabe señalar que, aunque no es la primera vez que existe una oficina que emite pasaportes hechos en la Isla, esta es la primera vez que se trata de una dependencia federal.

“A finales de los 80, como para el 86 más o menos, existían ese tipo de oficinas pero los empleados no eran del gobierno federal, sino de los gobiernos locales. Pero cuando cambiamos la tecnología para que los pasaportes tuvieran más características de seguridad el proceso se puso más caro y entonces, por razones de seguridad, cerramos todas las oficinas insulares como fue el caso de Islas Vírgenes, Guam y Samoa”, explicó.

Esos cierres abruptos se vieron salpicados de sospechas de fraude. Sin embargo, a juicio de Fultz, en el caso particular de Puerto Rico la mayor cantidad de fraude vinculada con los documentos de puertorriqueños se observa en los EE.UU. y no en la Isla. “Muchas personas que hablan español obtenían documentos de puertorriqueños. No tenemos el dato exacto pero medidas como los nuevos certificados de nacimiento en Puerto Rico han sido de gran ayuda”.

Por esto es que hace más de dos décadas los puertorriqueños que necesiten viajar con urgencia -ya sea por motivos de trabajo o personales, o incluso para tramitar una visa- han tenido que viajar a Miami para poder obtener su pasaporte rápidamente.

“Esto tiene que ver también con el cambio de la ley en el 2007. Antes no hacía falta un pasaporte para viajar de Puerto Rico a Estados Unidos, ahora sí”, añadió la ejecutiva.

“Durante muchos años no abrimos oficinas nuevas porque preferimos centralizar las operaciones por razones fiscales pero debido a esa ley es importante que la gente que vive por las fronteras, como El paso, San Diego, Detroit y Puerto Rico, que es parte de la frontera, tengan acceso para que puedan conseguir un pasaporte pronto”, finalizó. (Endi)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*