Miles de inmigrantes ilegales jóvenes, entre ellos por lo menos 60.000 floridanos, tendrán la oportunidad, a partir del 15 de agosto, de permanecer dos años en Estados Unidos, sin la amenaza de deportación y obtener un permiso de trabajo.
 
La nueva política de la Casa Blanca puede beneficiar a entre 800.000 y un millón de jóvenes traídos por sus padres cuando eran menores, los dreamers.Tal como está la nueva política alcanzará a 60.90 residentes en Florida y si llegara a ampliarse, el total a beneficiarse será de 85.750.
 
El director de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía, Alejandro Mayorkas, dijo que la la presentación de las solicitudes para diferir la deportación y obtener permisos de trabajo, comenzará la semana próxima y costará $465. Esa suma es para cubrir los costos del programa, que incluyen la búsqueda de antecedentes delictivos y verificaciones de seguridad nacional. Una vez presentada la solicitud el proceso puede tomar varios meses.
 
La parte inicial del programa alcanza a personas de entre 15 y 31 años de edad al 15 de junio. Los solicitantes deberán haber vivido en Estados Unidos por lo menos cinco años, no tener antecedentes policiales y estar en la escuela, o haber completado la educación secundaria o haber obtenido un GED, haber sido licenciados honorablemente de las fuerzas armadas.Si la policía fuera ampliada, las personas que ya están en la nación y tienen entre cinco y 14 años, y se ajustan a otros requerimientos, también podrán presentar sus solicitudes.

El presidente Barack Obama ordenó la nueva política luego de que el proyecto de “Ley del Sueño Americano” se empantanó en el Congreso. Obama dijo que las personas traídas al país cuando eran niños, que han vivido aquí una parte significativa de su vida y han logrado éxitos, no deben ser castigadas por lo que hicieron sus padres.

 Los inmigrantes ilegales, que están en medio de un proceso de deportación, también pueden presentar una solicitud. Funcionarios de inmigración dijeron que en el caso de los indocumentados que nunca han sido arrestados, la información incluida en sus solicitudes no será usada en su contra. La excepción es en el caso de quienes hayan cometido un delito serio o sean una amenaza paral a seguridad nacional.

Serán considerados inelegibles quienes hayan cometido un delito “significativo” como ser el uso de armas o robo, o si ha cometido una serie de delitos menores, Conducir un automóvil sin licencia, un problema frecuente entre los indocumentados, no causará la descalificación, dijeron los funcionarios.

Según el Centro de Política Migratoria, una entidad privada, unas 936.930 personas pueden presentar de inmediato su solicitud para diferir la deportación por dos años. Se estima que el 68 por ciento de los beneficarios potenciales son mexicanos, el 13 por ciento de América Central, el Caribe y Canadá, ocho por ciento del Asia, siete por ciento de América del Sur y el resto de otros países.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*