Los precios del crudo Petroleoterminaron  con pérdidas de más de tres dólares el barril en Nueva York, cerrando por debajo de la simbólica barrera de $80 por primera vez desde octubre, en un mercado muy inquieto por la desaceleración de la demanda mundial y por los temores de que la oferta sea muy abundante.
El barril de light sweet crude con entrega en agosto, en su primer día de cotizaciones, perdió $3.25 para cerrar en $78.20 en el New York Mercantile Exchange (Nymex), precio mínimo desde principios de octubre del año pasado.
Igualmente, en Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento operado en el IntercontinentalExchange (ICE), cayó también fuertemente, perdiendo $3.46 a $89.23, su piso desde diciembre del 2010.
Pese a las marcadas pérdidas, el desplome actual sólo sorprendió a una parte de los analistas.
“Es cierto que es muy sorprendente ver hasta qué punto los precios cayeron en poco tiempo, pero de la misma forma la pregunta sobre la sobreproducción es crítica y las perspectivas de la demanda son alarmantes”, recalcó Andy Lipow, del gabinete Lipow Oil Associates.
En el frente de la demanda se suman el persistente temor sobre la zona euro, cuyos dirigentes luchan por evitar un contagio de la crisis de la deuda al centro de la unión monetaria y los últimos indicadores económicos decepcionantes a ambos lados del Atlántico.
“Las noticias económicas van de mal en peor”, destacó Matt Smith, de Summit Energy (Schneider Electric).
Los indicadores estadounidenses publicados el jueves decepcionaron a un mercado ya de por sí nervioso. Las nuevas solicitudes semanales al subsidio de desempleo bajaron, aunque sin borrar el fuerte avance registrado la semana anterior.
En tanto, la actividad manufacturera en la región de Filadelfia cayó por segundo mes consecutivo.
El miércoles, la Reserva Federal recortó sus previsiones de crecimiento para la economía estadounidense y revisó al alza su pronóstico para el desempleo, mientras que la economía de la zona euro registró su mayor contracción en tres años y medio en el segundo trimestre.
“La recesión representa la mayor amenaza para los precios del crudo”, recordó James Williams, de WTRG Economics.
En tanto, la posibilidad de sobreoferta amenaza con mantener bajo presión los precios, advirtieron los analistas de Commerzbank.
El Departamento de Energía de Estados Unidos (DoE) anunció el jueves una inesperada alza de los inventarios de crudo de 2.9 millones de barriles en la semana finalizada el 15 de junio, un nivel cercano al máximo en 22 años registrado en mayo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*